Greta Thunberg y las huelgas escolares contra el cambio climático

Millones de personas en el mundo reconocen su imagen, con su cabello trenzado, su mirada profunda y sobre todo, su pasión.

La adolescente sueca Greta Thunberg inició en agosto una protesta solitaria para exigir a los políticos acciones concretas contra el cambio climático.

La estudiante de 16 años decidió faltar cada viernes al colegio y sentarse con una pancarta escrita a mano frente a la sede del Parlamento en Estocolmo.

Desde entonces, más de un millón de niños y adolescentes en más de 100 países se han unido a las huelgas escolares por el cambio climático.

Cuando los políticos le preguntan a Thunberg si no debería mejor estudiar y prepararse, y no faltar al colegio, ella responde: «No queda tiempo para eso. ¿De qué sirve aprender si no vamos a tener un futuro?«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *