Bio

MINI BIO LUI

Soy sensible, amigable y ética. Apasionada por todo lo que cuente una historia y hable de formas, colores, texturas y olores. Multitask, creativa, soñadora, feminista y futurista.
Estudié Diseño de Indumentaria en UBA. Incursioné en talleres increíbles como los de Araceli Pourcel y Johanna Wilhelm. Galeria Nerja, de la mano de Aldana Strifezza. Moldería con Vero Ivaldi. Cool Hunting, marketing y análisis del mercado de la moda en el Instituto MASD.
La motivación tiene que ser una constante en mi vida.
A mis 27 años llego Eva, el primer amor de mi vida. Un amor que no conocia hasta ese momento. Dos años después llego Dominga para terminar de entender la maternidad y explotar de felicidad. Esto no hubiese sigo posible sin el gran amor de mi vida Gus, el padre que acompaña y esta presente todos los días. Paternidad compartida y respetada.
Amor por los valores. Levantarnos y tomar mates calentitos, viajar, charlar infinitamente, visitar a mis abuelos, mis papás, hermanas y sobris. Escaparnos a Chacabuco. Estar con amigos y compartir asados. Es por todo esto que puedo decir que me siento feliz. Y que elijo ser feliz cuando comienza un nuevo día.
Conocí a Maga una mujer increíble, y acá estamos comenzando este viaje, haciendo sinergias y tratando de hacer un mundo mejor.

MINI BIO MAGA

Los libros fueron mi primer amor, la música el segundo. El hacer es una necesidad, me lo pide el cuerpo. Estudié Derecho y Ciencia Politica (que no terminé). Trabajo desde los 15, hice de todo. Maestra particular, cadete, asistente pro bono hasta Gerente de Cono Sur de Asuntos Legales y Compliance en una multinacional.
Hace unos años y casi sin darme cuenta, comencé una profunda revolución interior. Quería volver a elegir, o no, cada cosa que hacía, sin mandatos. Y en ese camino me descubrí feminista, y con la convicción profunda de que debemos replantearnos nuestra relación con la Tierra.
Soy mamá de dos bellos hijos, a los que admiro y de los que aprendo todos los días, pero que también me hacen enojar y preocuparme. Vivo una maternidad hermosamente real. Acariciarles las crenchas… rascarles la espalda…esos momentos que quisiera a veces infinitos.
Comparto mi vida con mi compañero amoroso, Sebas.
Meditadora, alfarera, reikista y aprendiz de tarotista, y muchas cosas más.
Viajar es siempre un buen plan, y en familia el mejor. Amo los fines de semana en la quinta con mi familia y los encuentros sororos con amigas. También mis momentos de soledad en mi taller. El té y los mates al sol de otoño, y la chimenea. El sol y el pasto todo el año.
A Lui la conocí hace unos años e inmediatamente me atrajo su energía, y supe desde un primer momento que quería que hiciéramos algo juntas. Hoy agradezco a la vida y a Lui esta oportunidad hermosa de unirnos para continuar esta hermosa historia que comenzó hace unos años y que disfruto desde el primer minuto.